viernes, 20 de mayo de 2016

Crítica: “Fronteras del infinito”, de Lois McMaster Bujold


Un par de relatos cortos protagonizados por Miles Vorkosigan. Ciencia ficción entretenida, no romántica.

DATOS GENERALES

Título original: “Borders of Infinity”
Subgénero: ciencia ficción

Fecha de publicación original en inglés:
“The Borders of Infinity” apareció en Freelancers, © 1987.
“Labyrinth” apareció en Analog, © 1989.

Parte de una serie: #5.1-5.3 de la Saga Miles Vorkosigan

Edición en español: Fronteras del infinito
Traductora: Márgara Averbach
Edición: 1.ª edición, 1.ª imp. 02/1992
Publicación: B (Ediciones B)
Colección: Nova ciencia ficción, 44

Sinopsis de Borders of Infinity, según su contraportada:

¿Qué es lo que mejor describe a un señor Vor?
a)    Oficial del Servicio Espacial Imperial de Barrayar
b)    Comandante Supremo de una compañía de mercenarios
c)    Detective, juez y verdugo en un asesinato rural
d)    Rescatador de damiselas profundamente angustiadas
e)    Topo en un campo de prisioneros de guerra planetario a prueba de fugas
Respuesta: Todas las anteriores, por supuesto.*

*¡Pero sólo si eres Miles Naismith Vorkosigan!

Una sinopsis algo más ortodoxa, aunque no mucho, la encuentras en Lecturalia.

¿Entra dentro de “Lo mejor de la novela romántica”?
No, porque NO es novela romántica. Pero a este libro, como el resto de la serie, he llegado a través de las páginas web de novela romántica. Así, All About Romance considera que toda la serie en su conjunto es merecedora de ser considerada DIK A, es decir, libros que te llevarías a una isla desierta.

CRÍTICA

Fronteras del infinito (1989) está formado por tres relatos: “Las montañas de la aflicción”, “Laberinto” y “Las fronteras del infinito”. La crítica de “Las montañas de la aflicción”, un relato de suspense, en el que Miles tiene que averiguar cómo ha muerto una chiquilla, ya lo publiqué aquí.

Como estoy leyendo la serie Vorkosigan por el orden propuesto por la autora, y que básicamente respeta la cronología interna, después de Ethan de Athos, protagonizada por Elli Quinn, tocan estos dos relatos, que he leído en inglés porque ya he dicho que las versiones en español están (hablando en términos generales) a precios prohibitivos..

Lo siguiente es el relato “Laberinto”, en el que Miles, de 23 años, ahora un teniente barrayarano, va a Jackson’s Whole con sus mercenarios dendarii para rescatar a un científico. Lo que ocurre es que el científico empieza a remolonear, y acaba negándose a marchar con Miles si antes no recupera ciertos tejidos de interés genético. Los colocó en la pierna de un experimento fallido para crear superguerreros. De los diez, sólo queda uno, Nueve, una criatura monstruosa que a duras penas consiguen controlar, y que tienen en una especie de barracones, en manos de un loco por los experimentos científicos y que tiene una impresionante colección de tejidos de especímenes genéticamente originales, por así decirlo.

Miles idea un plan para entrar en ese recinto, matar al monstruo, coger los tejidos de su pierna y llevárselo al renuente científico. Sólo que las cosas nunca salen como uno planea ni lo que se encuentra es exactamente lo que espera.

El tercer relato de este libro es “Las fronteras del infinito”. Miles aparece en un campo de prisioneros cetagandiano en Dagooda IV. Nada más llegar, otros prisioneros le agreden y le quitan todo lo que tiene. Miles queda así reducido a lo más esencial, su cuerpo y su inteligencia. Es un lugar en el que se respeta por así decirlo la Convención de Ginebra (bueno, el equivalente galáctico) en sentido literal, pero que está hábilmente concebido para vulnerar la dignidad de los prisioneros. Con esa labia que él tiene, Miles consigue organizar una huida de prisioneros, con alguna que otra pérdida personal que lo situará, algo deprimido, a las puertas de la siguiente novela larga, Hermanos de armas.

Se supone que después de Hermanos de armas, el siguiente libro, en el que Miles visita la Tierra, es cuando transcurren los breves entreactos que enlazan los distintos episodios de Fronteras. Se ve que, tras su paso por el planeta Tierra, hay una conspiración, la enésima, contra Aral Vorkosigan, su padre. Miles está en el hospital y el inquietante Simon Illyan, Jefe de la Seguridad Imperial de Barrayar, le interroga sobre diversos episodios del pasado que pueden usarse como arma arrojadiza contra Aral. Ese es el hilo argumental que da lugar a que le cuente esos tres episodios aislados. Fue una forma de hilarlos los tres juntos.

La verdad es que la serie para mi va ganando en interés. Yo creo que Cetaganda fue un punto fundamental. Me gustó sobre todo el episodio de “Laberinto”, porque tiene una forma de contar las cosas que parece que la historia va por un lado y después toma un rumbo inesperado. Pero también que los personajes son originales, aparecen hombres, y mujeres, y hasta un hermafrodita y una cuadrumana. Muy interesantes y atractivos, aunque la verdad es que a Miles no le duran nada las novias…

Valoración personal: entretenido, 3

Se la recomendaría a: todos los aficionados a la ciencia ficción.

Otras críticas de la novela:

Como es un clásico, el libro con los tres relatos, Fronteras del infinito, tiene página en la wikipedia.

Y las críticas que he encontrado son más de la novela con los tres relatos juntos que de los dos en concreto que comento aquí: Sitio de ciencia ficción, Sidera Visus, el Consultorio del Dr. Ogalinski (a quien no le pareció gran cosa) y El posalibros (que comenta este libro junto con Fragmentos de honor y El aprendiz del guerrero).

En inglés, dejo sólo la crítica de Rosario, que (ella sí) dedica críticas separadas a cada relato: “Labyrinth” (B+)  que la pone como #5.5 y “The Borders of Infinity” (A-) a la que pone como #5.6

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada